Med

¿Qué tanto sabes sobre seguridad del paciente y manejo de eventos adversos?

Estar preparados para responder con idoneidad a un evento adverso o presentar correctamente un reporte al INVIMA si ocurre una dificultad con un equipo biomédico, son medidas esenciales para todos los profesionales de la salud al empezar a prestar servicios en un consultorio, como parte de su compromiso por garantizar altos estándares de seguridad y calidad en la atención.

En primer lugar, este conocimiento es fundamental para reconocer la magnitud del problema y saber identificar a tiempo los posibles riesgos de incidentes que eventualmente se podrían presentar durante la atención en salud de los pacientes, con el fin de prevenirlos.

De acuerdo con Ivone Katherine Flórez Morales, consultora en seguridad y auditoría en atención en salud, del Grupo AGNS, parte de la competitividad en el ejercicio médico comprende adquirir una capacitación continua de la especialidad en salud del profesional, con cursos, talleres, diplomados, subespecializaciones, especializaciones y de ser posible doctorados, los cuales estén homologados y avalados por el Ministerio de Educación Nacional.

“Con frecuencia vemos en las auditorías que hacemos, cómo algunos médicos se han conformado solo con su pregrado y su año rural. También aquellos que se van al extranjero, haciendo el esfuerzo de realizar actualizaciones en sus estudios, pero estos no son convalidados en Colombia; por ello es importante que se cercioren primero de que sí tienen validez académica en nuestro país y así puedan encontrar nuevas formas de mejorar su atención al paciente”, precisó la ingeniera consultora.

La capacitación adecuada de todo el personal de los consultorios médicos y en general, de las IPS, responde a una gran necesidad establecida por el Ministerio de Salud y la Protección Social, de dar aplicación al Sistema Único de Habilitación de Servicios de Salud, del Sistema Obligatorio de Garantía de Calidad (SOGC), a través del establecimiento de buenas prácticas y un programa de seguridad del paciente.

Buenas prácticas evitan sobrecostos

Además de contar con un plan de seguridad del paciente, que se entiende como un conjunto de estrategias que sirven de base para plantear acciones constantes, las cuales a su vez permitan identificar y estudiar errores en los distintos procesos, con el fin de corregirlos, es importante que tanto tú como médico y tu personal estén capacitados para efectuar el monitoreo de su implementación, así como para prevenir infecciones durante la atención.

Estas son medidas que al anticiparse a los eventos te permiten ahorrar en sobrecostos, y en pérdidas económicas por demandas o sanciones, en los casos más complejos.

El entrenamiento profesional en seguridad también se relaciona con la correcta manipulación y uso de medicamentos, así como con un adecuado nivel asistencial de los pacientes. En consecuencia, el adquirir esta capacitación te ayudará a disminuir los riesgos de exposición o complicaciones para tus usuarios.

Por ello, recuerda destinar un tiempo para mantenerte al día con los nuevos avances en el área médica de tu competencia, hacer formación investigativa o consultar las publicaciones de revistas especializadas de mayor rigor, así como para fortalecer conceptos fundamentales de tu profesión y tu práctica diaria, a partir de la lectura, contenidos multimediales o virtuales.


Source link
Tags

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest

Share This

Share this post with your friends!